• Visite nuestras redes sociales para conocer mas sobre Administración Por Categorías, planogramación y las mejores prácticas

10 reglas de oro para un buen layout en tienda Estas son las 10 reglas de oro para conseguir que el layout de tu tienda sea el idóneo y te permita logar los objetivos que has marcado para tu negocio.

1. Posición
Un layout es un importante instrumento de posición. Mediante éste se comunica a los clientes el carácter de la tienda: si es un discounter o una boutique de alta moda. Cuando se guía a los clientes de manera forzada se les da la impresión de un discounter y cuando se da una presentación abierta de layout en la que el cliente tiene mucha libertad de movimiento se da la impresión de una tienda de lujo. El cliente puede caminar por donde quiera.

​ 2. La primera impresión
No olvides que nunca tienes una segunda oportunidad para causar una primera impresión. Con una entrada amplia y ancha darás la impresión a los clientes de que acaban de entrar en una tienda lujosa. Lo contrario pasará si se encuentran con un pasillo pequeño y angosto.

​ 3. La ruta no debe ser desconocida
Al diseñar un layout de tienda es importante pensar la ruta por la cual se va a guiar a los clientes. Es aconsejable hacer una ‘ruta ligeramente forzada’. Hay que darles a los clientes la impresión de que son ellos mismos quienes deciden cómo y cuándo recorren los pasillos de la tienda.

​ 4. El sentido de la ‘caja de herramientas’ del layout
El principio de todo layout debe consistir en una atmósfera agradable y grata que relaje a los clientes invitándoles a que se lleven esta sensación placentera a casa. Las líneas visibles de guía acompañan a los clientes en el pasillo. Los objetos de atención puestos al final del pasillo forman un medio muy apropiado de comunicación, por ejemplo: elementos gráficos, presentaciones especiales de productos, ofertas comerciales. Las rutas para guiar bien al cliente por la tienda funcionan como medio de orientación. Al diseñar un layout de tienda sería aconsejable tomar en cuenta la necesidad de organizar espacios separados para fines comerciales distintos, como por ejemplo un espacio individual destinado a la presentación de ofertas comerciales.

​ 5. Mantener un equilibrio entre el cliente y la técnica
Diseñar un lay-out que cumpla con los deseos de los clientes y a la vez reúna todas las exigencias técnicas, es una tarea muy compleja.

​ 6. Lay-out es 2D, pero ¡hay que pensar en manera 3D!
El carácter de un layout es bidimensional, pero hay que tener en cuenta que en la realidad los clientes perciben sus tres dimensiones, como la altura de la estantería, la distribución del espacio disponible y la ubicación de los productos.

​ 7. Distribución del surtido de acuerdo con los deseos de clientes
El surtido se distribuye lógicamente conforme a los deseos de los clientes. Ellos tienen sus costumbres y no les gusta tener que cambiarlas. Así que lo aprecian si los productos se encuentran en el mismo lugar donde estaban desde siempre.

​ 8. Layout jamás es independiente
Un layout siempre está vinculado a otros elementos (de construcción) de una tienda, como por ejemplo la iluminación que forma parte muy importante de un concepto de tienda, la ubicación (aparcamiento) y la altura de los espacios disponibles.

​ 9. De macro a micro
Un lay-out nuevo hay que elaborarlo con cuidado; hay que enfatizar el concepto total y no enfocarse demasiado en los detalles. Primero se debe definir la distribución del espacio disponible (en cada sección de la tienda) y después los detalles, como salidas de emergencia o pilares.

​ 10. Ubicación precede concepto
Al ser parte de una franquicia hay dos posibilidades: se sigue el estándar de la tienda-madre o se escoge un enfoque individual ajustado a las exigencias locales (la ubicación). Las adaptaciones deben preceder a un concepto.

​ Fuente: https://flameanalytics.com/sector-retail

Contactanos: +52 (55) 2624 14 90 al 93 / informes@categoryideas.com.mx